miércoles, 25 de mayo de 2011

El río de los bichos

Para llegar al río de los bichos hay que bajar por un camino escarpado, luego atravesar un puente un poco peculiar donde te juegas un poco el tipo, cruzas a la otra orilla y caminas un rato por un precioso bosque.


El acceso al río es un barranco que corre colina abajo por un fuerte desnivel, así que poco a poco, despacio, hay que ir bajando para poder llegar a nuestro río.


Bueno, no parece un río del otro mundo, pero cuando la única intención es cambiar el sofá por el río, sus sonidos y olores, las capturas quedan en un muy segundo plano.


El río de los bichos hay que pescarlo punteando, sin apenas linea en el agua, bajos muy largos, para evitar el dragado y caña en alto. Si no consigues mantener la mosca tres o cuatro segundos en la postura no tendrás premio.


Un día más las truchas sucumbieron a nuestras moscas en CDC, no muchas, pero tampoco pocas. Incluso en una gran poza, mientras charlábamos entretenidos y despistados, una trucha tomó la mosca y echó a correr, arrastrando la linea, momento en el cuál clavé y me partió. Para una buena que me entra me pilla embobado...


Esta es la típica postura de este río. El mayor problema aquí es ver las moscas, constantemente tienes brillos en el agua pues el sol no siempre incide directamente en el río que va encajonado en un profundo valle.


¿Y por qué lo llamo el río de los bichos? Pues porque si levantas cualquier piedra verás la cantidad ingente de vida subacuática que alberga el mismo. A parte había una buena eclosión de unas preciosas efémeras.


Las larvas de trico eran multitud bajo las piedras...




...aunque también había muchos plecópteros de pequeño tamaño.


Algunas larvas de trico eran realmente grandes!!



Hoy lo importante no fue las truchas que pescamos, sino que descubrí que este río alberga mucha más vida de la que yo pensaba.
Mañana toca otra nueva excursión y otro nuevo río desconocido para mi, ya os contaré como se me da...

9 comentarios:

  1. Hola amigo

    Precioso relato como siempre, preciosas fotos e bonita trucha, muchos bichos en realidad, buena señal para que las truchas se pongan gordas hehehe

    Saludosssss

    ResponderEliminar
  2. Preciosas imágenes, y bonita expedición, no creas que no me da algo de envidia, eso sí, si encima hubiera barbos aun mejor!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bonito rio. Me recuerda mucho a algunos de los rios que pesco por la "Sierra Norte Manchega". Rios correntosos, con grandes bolos de piedra y rodeados de abundante vegetacion, donde disfrutar de estar en el rio, aparte pesques o no, es un placer.
    Disfrutalo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡ Bonito el rio y sus bichos, tambien !!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por comentar compañeros! Como de pesca no se mucho, no puedo enseñar mucho, pero al menos os muestro la maravillosa naturaleza que me rodea.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Tú que has pescado en ríos gallegos, sabrás que la mayoría de los ríos que no conocen la polución, serían tambien "ríos de los bichos" Lo que menos hay en Galicia, son los plecópteros, pues estos son sustituídos en gran medida por la gran cantidad de odonatos. Pero efemerópteros y tricos, hay a dar por ...
    La ley de Murphy se cumple nuevamente y cuando uno piensa que no le puede picar una trucha en un momento determinado, va la trucha ... y pica.
    Sé de lo que hablo jejeje
    Esperamos tus nuevas aventuras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Es cierto Jose que los ríos gallegos tienen buenas eclosiones. Las de tricos en el Miño a su paso por Orense son salvajes y los truchones se vuelven locos.

    Si... puto Murphy.... jejeje


    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Otro más para enmarcar, te estas volviendo un cuenta cuentos reales jejeje. que bien que haya vida en el río es futuro.

    ResponderEliminar
  9. Aunque no salgan peces, merece la pena perderse un rato por esos lugares. Saludos
    http://romanillosamosca.blogspot.com/

    ResponderEliminar